Se encuentra usted aquí

Inicio

trabajo

Contratar buenos empleados: diez reglas sencillas

consejo

La primera norma es clara, pero es muy contraria a su intuición: nunca, nunca contrate a alguien como usted. ¿Por qué no? Porque desde el principio de los tiempos los ejecutivos han estado clonándose a ellos mismo inconscientemente, llenando los estantes de jóvenes procedentes de las mejores universidades. ¿Y qué le ha pasado a los ejecutivos y a las empresas que han hecho eso? Como ya indicó la gurú en dirección de empresas, Rosabeth Kanter, a menudo se hunden en las suaves arenas de la intrascendencia cuando las duras aguas de la realidad actual los invaden.